martes, 9 de noviembre de 2010

Erika de la Vega: Matías es mi Multifuerza


Daiana Salinas

Erika de la Vega, una súper mamá que engalana hoy las páginas de Sonrisita. Excelente locutora y animadora, jovial, fresca y divertida, quedó cautivada desde hace año y medio al conocer a Matías, su pequeño bebé que le roba el corazón minuto a minuto.
Para nadie es un secreto que Erika es una mujer súper ocupada, entre mil y una ocupación ejerce el rol más importante que puede tener una mujer; el rol de madre, responsabilidad que la vive intensamente cada día y hoy nos cuenta como.
¿Cómo han sido estos dos últimos años como madre?
Es una experiencia increíble. No hay ser humano que me tuerza tanto la vida como lo hace Matías. Pero es difícil, uno se presiona y para hacerlo bien se debe equilibrar muchísimo y en mi caso, yo debo equilibrar la profesión con la maternidad.
Yo confieso haber perdido mi capacidad de concentración, el cerebro después que de te haces madre se divide en dos, piensas mucho. Así el bebé este súper bien cuidado con mi mamá, yo siempre pienso: ¿habrá comido?, ¿habrá dormido?. Nunca dejo de pensar en él.
¿Cómo defines a Matías?
Es un bebé rochelero, con un ritmo increíble. Le encanta la música, no puede escuchar ni la alarma de un carro porque enseguida se pone a bailar, creo que va a ser conguero. Y tiene un carácter fuerte, a veces reclama algo que quiere y ni yo lo controlo.
¿Se ha adaptado a tu ritmo de vida?
Si, por supuesto, el año pasado con America Idol, las personas me decían; pobrecito, los hoteles, los viajes, sus oídos por el avión. Pero, para nada. Yo creo que el mejor lugar para que este el niño es con su mamá, claro mi familia me ayuda, pero yo lo quiero siempre a mi lado. En los aviones, cuando alguien se me sienta al lado, lo ve y lo saludan y yo les digo... es tu oportunidad huye mientras pueda (risas).
¿En que ha cambiado tu vida?
Ahora soy más selectiva en cuanto a los compromisos laborales y sociales. Me encanta estar con él y lo disfruto. Se ha ido a trabajar conmigo, ha echo radio, en otros países con las entrevistas y todo eso, ha tenido que ir y hacer su propia radio.
¿Que cosa haz echo que jamás pensaste que dejarías de hacer por el?
La radio es un caso muy particular, he dejado de hacer radio en las horas picos, a las 5 de la tarde. Hoy en día no me importa tener el mejor horario para hacer radio. Ahora me importa es tener un buen horario y hacerlo mejor y luego irme a compartir con él.
¿Qué no puede faltar en el cumpleaños de Matías?
Definitivamente, la música. Eso no puede faltar y -lamentó decirlo- pero tiene que ser reggeton.
¿Consejos para esas mamis ocupadas y trabajadoras?
Lo importante es disfrutarlo y siempre hacer lo que les gusta. Si dejan de hacer lo que realmente les gusta, entonces sus bebés tendrán a una mamá triste y la mujer debe ser completa.
Por último y entre risas culminó diciendo;
Las mamás deben sacarle provecho a sus hijos, yo utilizo a Matías como un multifuerza, hago triceps, biceps, abdominales y vivo corriendo tras de él.

Entrevista realizada para la Revista Sonrista con el apoyo de Bethliliani Sulbaran y foto de mi estimado amigo Félix Barreto